Tira del hilo en el Día Mundial del Comercio Justo en España

by Laura Ibañez 3 years ago
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail to someone
Tira del Hilo Día Mundial del Comercio Justo

Tira del Hilo Día Mundial del Comercio Justo

 

Dos semanas después desde que el Fashion Revolution Day recorriera el mundo preguntándonos quién ha hecho nuestra ropa, llega, el pasado sábado 9 de abril, el Día Mundial del Comercio Justo, que nos invitaba a tirar del hilo para descubrir las violaciones de Derechos Humanos e injusticias que se producen en la industria textil.

Esta celebración ha sido promovida por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo con la colaboración de una gran cantidad de organizaciones como, por ejemplo Oxfam Intermón, SETEM, Alternativa 3, PROYDE, Cáritas, etc. Dichas entidades han organizado una serie de actividades repartidas por todo el territorio nacional que van desde talleres hasta exposiciones pasando por la venta de productos de Comercio Justo o recitales poéticos, todo ello con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre los problemas de la industria de la moda mundial y sus alternativas (se puede consultar la agenda de eventos en la página de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo: http://comerciojusto.org/tira-del-hilo-en-el-dia-mundial-del-comercio-justo/)

El derrumbe de la fábrica de Rana Plaza en Dacca (Bangladesh), en el que perdieron la vida 1.133 personas y en el que más de 2.500 resultaron heridas, no es más que la llaga abierta, sangrante y más visible de un sistema mundial de producción, venta y consumo que está roto. Tras dos años desde que ocurriera esta tragedia, apenas empezamos a conocer las condiciones en las que se produce nuestra ropa y por quién.

Así, hace unas semanas, Oxfam Intermón revelaba en su informe Derechos que penden de un hilo que unas 263 mil mujeres trabajan en condiciones laborales precarias y sin apenas respeto por los derechos laborales en las Zonas Francas Textiles para la Exportación (ZFTE) o maquilas en Centroamérica. Las ZFTE son lugares fomentados por los propios gobiernos de los países centroamericanos para promover la inversión privada mediante condiciones más laxas como pueden ser, por ejemplo, incentivos fiscales o mano de obra barata y no sindicada. El perfil de las personas empleadas en estas maquilas suele corresponder a mujeres jóvenes de entre 18 y 35 años, procedentes del ámbito rural y con un nivel de estudios bajo, con hijos/as a su cargo y, en muchas ocasiones, máximas responsables de hogares monoparentales. Estas trabajadoras cobran un salario mensual que oscila en un rango de 148 euros en Nicaragua hasta 300 euros en Guatemala.

Pero en el Día Mundial del Comercio Justo también hay mucho que celebrar. Así, cada vez más personas somos conscientes del poder que tenemos como consumidoras y exigimos más información. Pero no solo eso: también buscamos alternativas a la industria de la moda convencional. En este sentido, el Comercio Justo está convirtiendo en una opción sólida y firme dentro de nuestros hábitos de consumo. De esta manera, en 2013, último dato disponible, esta modalidad de comercio alternativa facturó 31 millones de euros en España, lo que significó un 10% más que en 2012, de acuerdo con los datos del informe El Comercio Justo en España 2013. Diagnósticos y alternativas en clave europea.

Todo artículo que haya sido certificado como producto de Comercio Justo ha de cumplir una serie de criterios entre los que se encuentra el establecimiento de relaciones comerciales justas con los productores y las productoras del Sur al mismo tiempo que se les ofrece a éstos un espacio para poder comercializar sus productos en los mercados mundiales, el respeto por el medio ambiente, el pago de un precio justo o la transparencia en las relaciones comerciales.

Del mismo modo, cuando optamos por el Comercio Justo, optamos por conocer los rostros de quienes lo producen. Así, por ejemplo, hace poco estuvo en España Anjali Tapkire, una de las directivas de Creative Handicrafts, cooperativa de Comercio Justo con la que colabora Oxfam Intermón, que nos contaba cómo el Comercio Justo está produciendo cambios en la vida de las mujeres en los suburbios de Mumbai (India). Esta cooperativa de Comercio Justo cuenta con 14 talleres que emplean entre 18 y 20 trabajadoras. Además, otras 400 mujeres trabajan para la cooperativa haciendo encargos puntuales. De esta forma, Tapkire calculaba que Creative Handicrafts está produciendo cambios en las vidas de unas 3.000 personas, contando a sus empleadas y a sus familias. Pero estos cambios van mucho más allá de su dimensión económica, ya que el Comercio Justo propicia transformaciones a nivel social. Así, Tapkire nos contaba que ahora las mujeres van perdiendo el miedo, sus decisiones se tienen en cuenta dentro de sus familias, las niñas pueden ir al colegio durante más tiempo y no se casan a edades tan tempranas. En resumidas cuentas, Creative Handicrafts representa un ejemplo de empodaremiento femenino logrado gracias al Comercio Justo.

Por eso, el 9 de mayo no solo vamos a denunciar las injusticias de la industria textil, también vamos a celebrar sus alternativas y a constatar que hay salida, que todo puede hacerse de una manera diferente y nosotros/as tenemos el poder para demostrar que no se trata solo de palabras. Porque, como decía Galeano, “mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”.

En el caso español, dicha celebración ha sido promovida por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo con la colaboración de organizaciones como Oxfam Intermón, SETEM, Cáritas, entre otras.

Por Laura Ibáñez Castejón (periodista y voluntaria en varias ONGs como Oxfam Intermon)


Comments are closed here.