Sr. Presidente, Nos Vemos en el Aeropuerto

by Carry Somers 10 months ago
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail to someone

La semana pasada en Copenhagen Fashion Summit, Juan Orlando Hernández, Presidente de Honduras hizo la siguiente invitación: “Si quisieran ir a Honduras a conocer por ustedes mismos, yo los recibiré personalmente en el aeropuerto”.

 

Ignorando las molestias en la parte posterior del auditorio que llamaron “Señor Presidente, detenga a los militares de asesinar a activistas” el Presidente de Honduras lanzó para promocionar el país como líder de exportación de prendas a Estados Unidos de América y tiene el objetivo de exportar más al mercado Europeo. La industria del vestir y textil es parte del nuevo plan Honduras 2020, un proyecto de $3.4 miles de millones, que tiene como meta hacer que Honduras sea la elección de muchas marcas para proveer de forma sustentable. “Haremos esto mediante un verdadero modelo sustentable, enfocándonos en factores clave como condiciones laborales sustentables, protección del medio ambiente, utilizando la última tecnología para reducir el consumo de los recursos, cambiando los combustibles a energías renovables” mencionó Juan Orlando Hernández, quien continuaba enfatizando el objetivo de su país por tener el 80% de sus energías de origen renovable para el 2020.

El compromiso por reducir los combustibles no renovables claramente no exenta al mismo Presidente, quien rentó un jet de lujo para ir a la conferencia de Vista Jet, entre sus clientes tienen a celebridades como Beyonce y los Beckham. La presentación del Presidente le costaría $360,000 viajando solo, de acuerdo con la información del sitio, dando esto decenas de críticas en la página de Facebook de Copenhagen Fashion Summit.

Audience_0019

El Presidente seguía mencionando a las 1200 personas del público haciendo hincapié en cómo su país toma muy en serio el lado social de la sustentabilidad. “Gozamos de un excelente y seguro ambiente de trabajo y cuidar a nuestra gente es nuestra principal atención y responsabilidad”.

El Presidente llegó a decir que Honduras era “el segundo lugar más justo para la producción de prendas de vestir”. Después de un correo electrónico al Americas Apparel Producers’ Network, he recibido una respuesta del Director General Mike Todaro quien aclaró que el Presidente se refería al AAPN Asia/Americas Report Card. Honduras llegó al 2º lugar en el informe. Sin embargo, por lo que yo puedo ver a partir de la información en línea, sólo uno de los 8 criterios se refiere a cumplimiento social y sostenibilidad y los otros 7 incluyen elementos como el coste, la velocidad y el desarrollo de productos.

De acuerdo con War on Want, 53% de los trabajadores en maquilas o fábricas de ropa, en Honduras son mujeres jóvenes de comunidades desfavorecidas que tienen poca educación. La mayoría no son conscientes de sus derechos, la explotación es frecuente y los trabajadores están desmotivados a formar sindicatos. Solidarity Center dice que los sindicalistas son constantemente amenazados, intimidados, extorsionados e inclusive asesinados, y los criminales rara vez puestos a disposición judicial.

31 sindicalistas han sido asesinados y 200 heridos en ataques desde el 2009, de acuerdo con la federación de sindicatos AFL-CIO. De hecho en Marzo del año pasado en Departamento Americano del Empleo publicó un informe documentando abusos a los derechos de los trabajadores en Honduras. El informe detalla muchos casos donde los empleados hondureños relacionados en actos de discriminación anti-sindicalistas, imponiendo pactos anti-sindicalistas para frustrar negociaciones colectivas, así como casos donde no se pagan los salarios, exigir horas extras y numerosos abusos en cuanto a salud y seguridad laboral.

En promedio los salarios de las maquilas son equivalentes al 37% del costo de la canasta básica de Honduras. Además la diferencia entre los salarios de los trabajadores de maquilas y los de las otras industrias está en crecimiento. La competencia a la base continuará a menos que tomemos un acercamiento para tener un salario para vivir, trabajando con los gobiernos y sindicatos para ajustarlo de manera legal, imponiendo un salario mínimo en su país que asegure que los empleados puedan cubrir sus necesidades básicas.

Sin transparencia en la cadena de suministro y sin compromiso de los dueños de las marcas de moda y las fábricas de invertir en mejores condiciones laborales, los salarios y derechos de los trabajadores se mantendrán desempoderados y no podrán negociar de manera independiente sus condiciones laborales.

La industria textil y de la moda sin duda a traído trabajos al país, pero no son buenos empleos. Frecuentemente se discute si cualquier trabajo es mejor que no tener trabajo, pero no hay motivo por el cual no crear buenos empleos, trabajos con dignidad, sin tener un impacto en el precio de venta. El hecho de que la gente está en una situación difícil no es motivo para explotarla. Una Fashion Revolution es necesaria dado que las marcas, incluso las mejores marcas quienes están trabajando de manera proactiva hacia un salario para poder vivir, nunca cambiarán el sistema.

Deberían venir a ver si estos empleos realmente ayudan a las personas a salir de la pobreza, con los salarios que reciben, sin derechos laborales. ¡No tienen un lugar para sentarse a comer, tienen que comen en las calles y regresar al trabajo! ¡En verdad se creyeron lo que este hombre fue a decir a su evento! Comentó RS Briose en la página de Facebook de Copenhagen Fashion Summit.

En respuesta a RS Bruise y otros ciudadanos Hondureños quienes comentaron sobre la visita de Juan Orlando Hernández a Copenhagen Fashion Summit: Sí, visitaremos y veremos con nuestros propios ojos #whomademyclothes #quienhizomiropa. Iremos a ver si Honduras es realmente uno de los lugares con las mejores condiciones sociales en el hemisferio oeste para la producción de ropa y textiles, tal y como se indica en la presentación del Presidente.

Estoy lista para aceptar el ofrecimiento del Presidente de Honduras para visitar las fábricas de su país y confío en que mantendrá su palabra. Presidente, nos vemos en el aeropuerto.


Comments are closed here.