Presentación de Los Diarios de los Trabajadores de la Confección

by Microfinance Opportunities
9 months ago

Los Diarios de los Trabajadores de la Confección es un proyecto de investigación de un año de duración liderado por Microfinance Opportunities en colaboración con Fashion Revolution y con el apoyo de C&A Foundation. Estamos recopilando datos sobre la vida de trabajadores de la confección en Bangladesh, Camboya e India. Fashion Revolution utilizará las conclusiones de este proyecto para abogar por cambios en el comportamiento de los consumidores y las empresas y por cambios de política que mejoren las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores de la confección en todo el mundo.

Docenas de fábricas de ropa de color beige se alinean en las calles de las afueras de Phnom Penh. Los complejos están protegidos por muros de más de 3 metros de altura, puertas metálicas y controles de seguridad en las entradas. Por la mañana temprano, los trabajadores de la confección que viven cerca salen de su casa – a menudo una habitación de 6,5 metro cuadrados con baño compartido – y entran en estas fábricas, contándose por  miles los que comienzan su jornada de trabajo. Durante las siguientes ocho a 12 horas, cortan y cosen prendas para las grandes marcas de ropa, quienes le venden los productos terminados a personas como usted y a miles de millones más en todo el mundo. Cuando los trabajadores salen, muchos se quejan de dolores de cabeza y dolor crónico en brazos y espalda, agravados por los movimientos repetitivos de su trabajo. Realizan esta rutina seis días a la semana, y por su trabajo, el gobierno de Camboya ordena que los propietarios de las fábricas les paguen un mínimo de 140$ al mes, o setenta centavos la hora basándose en una semana laboral de 50 horas. Las situaciones en Bangladesh y la India son similares. Cientos de miles de trabajadores trabajan largas horas con la esperanza de recibir el salario mínimo, que está fijado en 68$ y 105$ al mes, respectivamente.

Los defensores de los derechos laborales dicen que los trabajadores a menudo reciben menos del salario mínimo en Bangladesh, Camboya e India. Incluso si reciben el salario mínimo, dicen los defensores, puede que no sea suficiente para los trabajadores que necesitan pagar los gastos de vivienda y proveer de alimentos, atención médica y otras necesidades a sí mismos y a sus familias.

Trabajadores de la confección a las afueras de Phnom Penh volviendo a la fábrica después de la pausa para el almuerzo.

Si su salario no puede cubrir sus necesidades, ¿cómo sobreviven? ¿De dónde sacan el dinero para cubrir los gastos básicos? ¿Eligen entre enviar dinero a sus familias en las aldeas rurales o comprar la comida suficiente para alimentarse durante la semana?

¿Qué pasa detrás de esas grandes puertas metálicas? ¿Sus supervisores les animan o les amonestan cuando hay una orden importante de ropa? ¿Con qué frecuencia experimentan dolor crónico a causa de su trabajo? ¿Qué hacen cuando se lesionan?

Estamos supervisando a investigadores de campo que están haciendo estas preguntas a 180 trabajadores de la confección por país en Bangladesh, Camboya e India. Durante los próximos 12 meses, los entrevistadores visitarán al mismo grupo de trabajadores de la confección semanalmente para conocer los detalles íntimos de sus vidas. Preguntarán a los trabajadores de la confección sobre lo que ganan y compran, cómo invierten su tiempo a diario, y si experimentan algún tipo de acoso, lesiones o dolencias mientras están en la fábrica. Los entrevistadores aprenderán también sobre eventos importantes que ocurran en las vidas de los trabajadores, desde fiestas de cumpleaños y bodas hasta enfermedades y funerales de familiares y amigos.

Estos datos son un tesoro: imagina lo que aprenderías sobre una persona haciendo preguntas detalladas sobre su vida semanalmente, cada semana durante un año entero. Nuestro trabajo como investigadores es analizarlo objetivamente y proporcionar respuestas a las preguntas de lo que sucede detrás de las puertas de esas fábricas y, lo que es más importante aún, lo que sucede después, cuando salen los trabajadores.

Un trabajador de la confección monta en la parte trasera de una scooter pasando una fábrica de prendas de vestir en las afueras de Phnom Pehn.

Nuestra esperanza es que las empresas de ropa, los consumidores, los dueños de fábricas y los encargados de formular las políticas puedan utilizar las ideas que identificamos para entender cómo afectan las decisiones que toman a la situación de los trabajadores de la confección. Para ello, estamos trabajando con Fashion Revolution para poner nuestros datos a disposición de los responsables del cambio quienes pueden influir en la cadena de suministro de ropa global, el marco normativo y las protecciones sociales disponibles para los trabajadores de la confección.

Uno de los agentes más importantes del cambio es usted: consumidor, impulsor de tendencias y comprador de ropa. A lo largo de los próximos meses, Fashion Revolution y nuestro equipo compartirán los hallazgos de nuestro proyecto a través de medios sociales, blogs, fanzines, informes y exposiciones. Le animamos a mantenerse informado de nuestro trabajo para así también poder defender a las personas que hicieron su ropa.

Autores: Eric Noggle y Guy Stuart, Microfinance Opportunities

C&A Foundation está proporcionando apoyo financiero para Los Diarios de Trabajadores de la Confección. Estamos colaborando con Fashion Revolution para distribuir los resultados. Nuestros socios locales son BRAC (Bangladesh), TNS (Camboya) y Morsel Ltd. (India).

 

fr_blog_footer_gwd