Malacate por Karla Pérez Cánovas

by Fashion Revolution Mexico 2 years ago
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail to someone

DSC_0112Malacate Taller Experimental Textil comparte el enfoque de Fashion Revolution sobre la salvaguarda de los derechos de las y los trabajadores tanto como de los consumidores, por ello nos gustaría compartir con ustedes algunas de las acciones que realizamos dentro de nuestro proyecto autónomo e independiente, donde las tejedoras y bordadoras que formamos parte de dicho proyecto trabajamos en colectivo, ya sea en nuestras propias casas para poder atender las actividades y necesidades cotidianas en nuestros hogares y de nuestras familias, pero también nos reunimos a trabajar en casa de una de las compañeras para apoyarnos y fortalecer nuestra amistad y poder ayudarnos a aprender unas de otras, con ello sabemos que no estamos solas.

La manera en que producimos nuestras piezas textiles es de acuerdo a nuestro tiempo y capacidad de producción real, sin embargo tomamos en cuenta las necesidades de nuestros clientes, con ello hemos aprendido a crear un equilibrio entre nuestros límites de producción y las necesidades de las personas que usan nuestras prendas, haciéndoles saber el tiempo y procesos de las piezas creadas, con ello comunicamos el valor de nuestras piezas textiles y nuestros clientes se mantienen la trazavilidad de lo que consumen.

Algunas de nuestras creaciones las hemos resignificado desde nuestra propia cultura, pensando en los diferentes contextos culturales de los que provienen nuestros clientes, sabemos que la manera de portar una pieza textil en sus lugares de origen es distinta a la manera en que acostumbramos en nuestras comunidades, por ello hemos creado una línea de indumentaria en la cual plasmamos nuestra cosmovisión y al mismo tiempo sumamos patrones y diseños con los cuales otras personas se identifican, de esta manera nuestros clientes pueden portar en cualquier contexto cultural nuestras creaciones.

Actualmente debido a el fenómeno del fast fashion las personas desconocen el valor real de las cosas que consumen y los procesos que existen detrás, lo que ha ocasionado también que los creadores de la ropa que portan queden ocultos, en el anonimato y no tengan rostro.

Por tal razón una de las acciones que estamos aplicando para romper con este fenómeno es difundir la información en las etiquetas que llevan nuestras piezas textiles, como nuestro lugar de origen, nuestro nombre, la manera o técnica en que se elabora cada prenda para visibilizarnos y visibilizar el valor de nuestros conocimientos tradicionales y la importancia de protegerlos, referente a lo anterior hemos sumado una frase en la parte trasera de nuestra etiqueta que versa:

– Los diseños de los bordados y tejidos contenidos en esta prenda corresponden a los derechos de los pueblos y comunidades indígenas de los Altos de Chiapas. –

Por último en nuestra región de Los Altos en el estado de Chiapas. México en la década de 1980 llegan por primera vez las máquinas de bordar y los hilos industriales, lo cual fue un fenómeno nuevo y atractivo para las artesanas de la región, nos apropiamos de dichos elementos culturales y comenzamos a resignificar nuestra práctica artesanal.

Los hilos sintéticos de diversos colores vinieron a sustituir en parte los materiales que utilizábamos en las prendas que elaborábamos habitualmente con algodón natural o lana y que teñíamos naturalmente con plantas, maderas, frutos y tierra de nuestro entorno natural, sin embargo, al ver tanta diversidad en los colores de los hilos nuevos nos resultó atractivo e implicaba menos horas de trabajo en el proceso de teñido.

Ya han pasado varias décadas de ello y si bien hemos tenido posibilidades diversas para innovar y crear nuevas piezas textiles utilizando dichos materiales hoy estamos reflexionando y replanteándonos nuestra manera de producir de manera consciente haciendo un ejercicio de memoria textil. Esto ha implicado recordar la forma en que nuestras abuelas hacían su indumentaria y los materiales que utilizaban incluso nuestras madres y hemos decidido comenzar paulatinamente a retomar aquellas formas de producción.

La manera en como hemos comenzado a hacerlo por una parte es comprar a otras mujeres artesanas de otros estados como Guerrero y Oaxaca materias primas que hoy ya no se producen en nuestra región como es el algodón natural que en alguna época se cultivo localmente, esto con el fin de apoyarlas y que en sus regiones no deje de producirse. El resultado de ello y que estamos haciendo es la creación de una nueva línea de piezas tejidas en telar de cintura con dicho algodón, reactivando al mismo tiempo diseños propios de nuestras comunidades que se están dejando de hacer o que solo se hacen para ocasiones especiales.

Creemos firmemente en la importancia de seguir utilizando materias primas de origen natural, replicando nuestras técnicas y diseños tradicionales ya que estos son la herencia cultural que las mujeres y hombres podemos dejar a nuestras generaciones para sembrar la semilla que explique a nuestros hijos el origen y la riqueza nuestra cultura, en este caso el tejido en telar de cintura y sus diversas técnicas, el bordado y la confección de piezas textiles elaboradas artesanalmente.

DSC_0046www.facebook.com/MalacateTallerExperimentalTextil

Fotógrafo Mag Servan


Comments are closed here.