La Obsolescencia Programada de la Moda

by Angelica Salazar 3 weeks ago
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail to someone

La opción de la Slow Fashion o Moda Lenta , es una ventana que se abre para reducir nuestro impacto ambiental, pero ¿Es posible la sostenibilidad en la Industria de confecciones? Nace entonces un modelo de producción circular, lo que significa que el producto final puede reciclarse y transformarse de nuevo en fibras originales y otros componentes que permitan la reconstrucción como algo nuevo, con el objetivo de ocasionar cero residuos reduciendo también enormemente el impacto ambiental de un modelo de producción en masa. Sin embargo esto solo podría ser efectivo si se consumiera menos o se implementaran con regularidad otros hábitos como el consumo de artículos de segunda mano, o se exigiera a las grandes compañías que asumieran la responsabilidad por el daño ambiental que generan y aún pagáramos el precio justo en cada una de las cosas que consumimos.

Pero claro, esto requería ciertos sacrificios en toda la cadena de producción que para el consumidor serían imperceptibles pues los diseños son atractivos y con cierto aire de exclusividad; así fue como fueron cambiando los materiales, algodones y lanas de buena calidad fueron cambiados por fibras sintéticas mucho más baratas pero que se deshacen con 3 lavadas. Producción rápida a bajo costo con mano de obra barata que solo podía conseguirse en países en vía de desarrollo, claro la responsabilidad de condiciones laborales favorables era solo del local mientras que la presión sobre los proveedores crecía con las entregas en plazos muy reducidos.

Adicional los diseños son sacados rápidamente de las vitrinas generando también grandes temporadas de ofertas en donde psicológicamente el consumidor no asume una culpabilidad debido a que el gasto es “mínimo”; todo esto es traducido en ventas crecientes, ingresos, beneficios concentrados en unas pocas compañías y desamparo e inequidad social para los menos favorecidos, pero quien lleva un alto costo sin lugar a dudas sigue siendo el planeta, pues sus recursos naturales finitos en todo caso, han sido malgastados inútilmente creando cosas de usar y tirar, acumulando del mismo modo los desechos generados posteriormente.

Sumergidos en este bucle de hábitos de consumo, podríamos preguntarnos entonces de ¿qué manera frenar el crecimiento de la industria? o si es posible exigir una finalización total de la Obsolescencia programada no solo en el tema de la ropa, sino en otros ámbitos donde prácticamente producimos de manera desmedida y acrecentamos más el problema como consumidores inconscientes que no exigimos calidad ni producción limpia.


Reflexiona un poco sobre cuál es tu papel en todo esto y de qué manera puedes ayudar!

Escrito por Angela Sarmiento


Comments are closed here.