6 Formas de Ser Consumidor Resposable por Kassandra Torres

by Fashion Revolution Mexico 1 year ago
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInEmail to someone

Hace 8 meses, yo era la típica persona que compraba ropa por impulso, cada que iba a un centro comercial era de ley que tenia que salir mínimo con algo en la mano, si no me sentía incompleta, en Black Friday llenaba mi carrito de compras online con cosas que realmente no sabia si necesitaba, solo las compraba porque su precio era casi un chiste, al final terminaba pagando 60 dólares por 12 prendas que existían meses guardadas en mi closet. En realidad, mi mente no procesaba todo lo que estaba comprando solo por impulso.

Ahora, después de haber superado mi etapa de consumista sin control, me siento muy orgullosa de poder decir que mi papel como consumidor de moda ha cambiado mucho de unos meses para acá. Después de escuchar por primera vez de Fashion Revolution el año pasado, mi interés hacia este lado nada bonito de la moda apareció, empece a ver documentales, a leer manuales y conocer más movimientos que se dedican a esta causa, logrando así, que mi sentido común despertara y decidiera de una vez por todas, abandonar mis malos hábitos de consumo.

CONSUMIDOR RESPONSABLE2

Y si, es muy importante saber que la industria de la moda es la segunda más contaminante en el mundo y sobre la explotación que sufre la gente que maquila nuestra ropa, pero lamentablemente, no basta con conocer estos hechos y quejarnos, la realidad es que nada va a cambiar al menos de que nosotros, como consumidores, hagamos algo al respecto, al final del día esta problemática es producto de el fenómeno de oferta y demanda.

A man looks at a contaminated river in Cangnan county of Wenzhou, Zhejiang province July 24, 2014. Local authorities said the water in the river turned red after several buckets of red dye were misplaced near the riverbank and the local environmental protection administration did not find harmful substances in the water, local media reported. Picture taken in July 24, 2014. REUTERS/Stringer (CHINA - Tags: ENVIRONMENT SOCIETY TPX IMAGES OF THE DAY) CHINA OUT. NO COMMERCIAL OR EDITORIAL SALES IN CHINA - RTR40CSA

Por eso les comparto una lista de formas en las que podemos mejorar nuestro papel como consumidores de moda:

1. Compra en tiendas vintage o de segunda mano.

Ya que la razón principal que nos lleva a consumir fast fashion es su bajo precio, el comprar ropa de segunda mano es una muy buena opción. Sabiendo buscar en los lugares correctos puedes encontrar prendas en muy buenas condiciones por precios muy bajos. Los bazares son los lugares perfectos para encontrar piezas únicas, que debido a su antigüedad, fueron fabricadas con otros métodos, que hacen que la ropa dure más que la que consumimos actualmente.

2. Compra marcas de comercio justo.

Hay muchas empresas que actualmente están trabajando en que su producción maquile de la forma más ética y ecológica posible, algunas ya han dado pasos agigantados y otras siguen en proceso de cambio, ya que debido a la demanda de sus consumidores, se vieron obligados a mejorar su imagen en cuanto a responsabilidad social.

Aquí te dejo una lista con grandes marcas que están formando parte del cambio.

3. Apuesta por lo local.

Al apoyar a los negocios locales tenemos un mayor conocimiento sobre las condiciones en que su ropa esta siendo fabricada, hay mas opciones en cuanto a productos sustentables y ecofriendly, así dándonos la certeza de que estamos pagando un precio justo, a demás, creamos empleos y hacemos fluir dinero localmente. Es un WIN / WIN.

4. Compra menos y úsalo más.

La cantidad de ropa que compramos obviamente tiene un impacto directo en el planeta, pero también en las empresas que los producen. Al minimizar la demanda, la oferta también lo hace y el impacto en el planeta es menor.

Amo comprar cosas nuevas, pero desde que empece a consumir menos, me he convertido en un consumidor más selectivo. Ahora tengo más conciencia sobre lo que voy a comprar y ha dado resultados positivos tanto en mi estilo, como en mi cartera.

5. Busca calidad.

Comprar calidad en vez de cantidad es una parte importante para poder tener un guardarropa más ético. La ropa de buena calidad dura más tiempo y no necesita ser remplazada tan rápido.

Es importante tomar en cuenta que calidad no es sinónimo de caro, hay muchas marcas que aunque sus precios son muy altos, los productos que ofrecen fueron maquilados en condiciones deplorables. Tenemos que saber investigar.

6. Infórmate y exprésate.

Es muy importante informarnos sobre lo que estamos consumiendo, pero más aun, esparcir la voz, a nuestra familia, nuestros amigos, nuestras escuelas y sobre todo a las marcas que consumimos. Entre más personas seamos, más marcas nos escucharan y es ahí cuando podremos ver un cambio verdadero en la industria. Esto no es algo solamente de moda, es una problemática social que esta afectando directamente a familias enteras y a nuestro planeta.

Como les mencionaba en el artículo sobre Fast Fashion, nosotros ya nacimos con el chip de consumir lo más que podamos al menor precio, lo que nos ha traído hasta ahora una problemática social enorme. En nosotros esta el cambiar esta mentalidad, empezando por nosotros para poder continuar con futuras generaciones.

Pero, ¿eso significa que simplemente debemos dejar de consumir ropa?, realmente no, se trata de un balance un poco complejo, la industria de la moda es hermosa y provee miles de empleos alrededor del mundo. Es una industria que merece seguir emergiendo, pero no a costa de la salud, felicidad y seguridad de otras personas.

Como sea que te sientas acerca del consumismo, de la responsabilidad social o de el impacto ecológico, lo que es verdad es que: los derechos de quienes hacen nuestra ropa importan y las grandes empresas no están dandole importancia. Y es nuestro deber como consumidores el hacer algo para que esto cambie.

Espero te haya gustado este post, comparte tu opinion en los comentarios y sobre todo pasa la voz para que cada vez seamos más quienes busquemos un cambio en esta industria que tanto amamos.

 

notsocinderella.com


  • Delia

    Muy buen artículo, salvo por la parte en que se simplifica esta problemática en la ley de oferta y demanda. Pensando de ese modo, le quitamos responsabilidad al gobierno de controlar a la industria de la moda primero haciendoles cumplir las leyes laborales, segundo controlando a los talleres clandestinos, que todos saben dónde queda y con qué marcas operan, al menos así es en Argentina. Nosotras/os podemos ser consumidores responsables, dejar de comprar indumentaria que utilice la esclavitud como forma de producción, pero son los gobiernos los que deben controlar a gran escala, porque al fin y al cabo, ¿acaso el gobierno no es nuestro representante?. Con el gobierno como cómplice, nosotros podemos hacer poco. Pienso que ésta problemática tiene que ver con los consumidores por un lado y con exigirle a nuestros gobernantes que hagan cumplir las leyes laborales, que la justicia haga valer las denuncias y condenar a las marcas que operan con este modo de producir terrible.